RAZER Diamondback – Análisis

Simetría. Difícilmente, identificamos esta palabra con el hardware, pero si os digo ambidiestro, ya nos podemos hacer una idea de lo que vamos ha analizar en este nuevo video review. Esto es benchmarkhardware.com yo soy Gonzo y hoy os traemos el análisis del ratón gaming Razer Diamondback, un ratón ambidiestro, con algo mas de 10 años de historia y que tras un largo tiempo, Razer lo ha resucitado, iluminado y puesto al día.

El nuevo Razer Diamondback Chroma, un ratón gaming con un singular diseño, y pensado para ambidiestro, nos ofrece un look de líneas suaves, alargadas y curvas poco acentuadas, aunque nos pueda recordar a primera impresión a un Razer Deathadder, sin ir mas lejos, el Diamondback se desmarca y acentúa el diseño y la funcionalidad.

Sus características principales.

Montando un sensor laser 5G de 16mil ppp de hasta 210 pulgadas por segundo y una aceleración de 50gramaos, lo coloca dentro de unos de los ratones mas precisos del mercado, al menos sobre el papel,
De igual forma nos ofrece Ultapolling de 1000hz y un total de 9 botones programables.
Además como era de suponer un sistema completo de iluminación CHROMA de Razer, compatible con su software Razer Synapse. A nivel de iluminación, tendremos el logo, así como un marco que recorre y marca todo le perímetros del ratón. Al ser chroma, tanto el logo como esta línea, es totalmente configurable, tanto en colores, combinaciones, como animaciones lumínicas.

El Razer Diamonback, es un ratón cableado, este mide poco más de 2 metros, su conector USB dorado. Su peso total de 91gramos.

Su aspecto, se podría traducir como “es muy Razer”
Color negro mate, material en su totalidad de plástico, que no da sensación de mala calidad al tacto, da una sensación estable y aunque a nivel de diseño es un ratón tubular, véase estrecho y alargado no se hace incomodo en manos ancha, por su diseño podríamos hablar de un ratón garra, al tener el culo bajado, pero se adapta muiy bien a jugar con palma completa.
Al ser totalmente simétrico, nos ofrece lo mismo tanto derecha como izquierda. En los laterales, zona antideslizamiento de goma de tacto agradable, sobre esta, dos botones, totalmente configurable y programables, en el lado contrario, como si fuera un espejo…sorpresa lo mismo.

Su scroll está emplazado entre sus dos botones, que ofrecen un diseño convexo, me ha gustado, le ofrece un extra de comodidad.

Bajo el ratón, su deslizamiento nos lo ofrecerá 3 surfers pad, dos frontales simétricos y uno posterior; no hemos encontrado recambios en el mercado español.

Tras varios meses de uso en la oficina en muchos ámbitos, hemos podido sacar una idea clara del Razer Diamondback.
Con un precio actual de aproximadamente 90€ impuestos incluidos, estamos delante de un buen ratón, aunque su precio no le hace justicia, está muy encima de lo que nos ofrece. Es un ratón que aunque de líneas simples y elegantes, se vende por encima de sus posibilidades, más de lo que Razer nos tiene acostumbrados con sus periféricos.
El Razer Diamondback Chroma, es cómodo, muy configurable, aunque algún botón mas nos hubiera gustado, pero ofrece en contra un ratón tanto para zurdos como para diestros. Algo que no todos los ratones ofrecen y con un precio más comedido, hubiera sido la mejor opción del mercado para zurdos y para la mayoría de diestros. Calidad optima de contracción, diseño como decíamos elegante, cómodo de uso, y rápido de deslizamiento, buenas tecnologías y funciones y aunque esa tira de LED Chroma, puede o no gustar, está muy bien integrado, estamos delante de un buen ratón, que su mayor problema es su misma marca.

Y vosotros que pensáis? Veis el Razer Diamondback un ratón para vosotros? Contárnoslo en los comentarios del video.

RAZER Diamondback Chroma

Precio
Prestaciones
Diseño
Calidad
Rendimiento
Calidad optima de contracción, diseño como decíamos elegante, cómodo de uso, y rápido de deslizamiento, buenas tecnologías y funciones y aunque esa tira de LED Chroma, puede o no gustar, está muy bien integrado, estamos delante de un buen ratón, que su mayor problema es su misma marca.