Intel contrataria a TSMC para solucionar su escasez de CPUs de 14nm

Tal como hablamos la semana pasada en el programa Actualidad Hardwarefilica en Twitch, Intel tiene problemas de escasez. Este problema de stock de productos Intel está perjudicando tanto a sus beneficios como a la de su público. Y es que esta escasez se vio a la luz gracias a la filtración de documentos por parte de HPE, donde se confirmaba que Intel no podría suministrar la suficiente cantidad de procesadores Xeon-SP de 14nm.

La escasez de los Intel de 14nm

Gracias a los documentos filtrados de Hewlet Packard Enterprise, se descubrió que a nivel profesional, Intel no daba abasto con la fabricación del Xeon-SP. Pero esta falta de suministro por parte de Intel no solo está ocurriendo en los 14nm de nivel profesional. A causa de esto HPE ha acabado montado sus servidores con procesadores AMD EPYC.

Muchos de los procesadores de la 8º generación de Intel, los Coffee Lake, también sufren. Un ejemplo claro de esto está siendo la subida de precios de ciertos procesadores, como el i7-8700K. El precio del i7-8700K mas bajo había sido de 312€ y actualmente está alcanzando casi los 400€ y desapareciendo de las estanterías.  Además de procesadores, también ha escasez en la fabricación de sus chipsets.

El problema de la escasez de los 14nm, sería nada menos que la fabricación de las nuevas CPUs. Intel actualmente está intentando dar el salto a los 10nm en las próximas generaciones de CPU. Pero la fabricación de los 10nm es algo que se ha ido retrasando bastante a Intel y se espera que salgan en el Q4 de 2019. Muy posiblemente el centrarse en dar el paso a los 10nm y volver a competir con AMD, sea el causante del problema.

 

La solución al problema

Esta escasez en medio del “back to school” repercutirá negativamente a Intel y mucho peor será si se continua de cara a navidades. Por esto Intel ha buscado una solución que pueda recuperar la estabilidad en la producción de sus productos de 14nm.

Intel estaría realizando un contrato con el fabricante taiwanesa TSMC, para reforzar la producción de sus procesadores de 14nm y chipsets. Con la ayuda de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, la escasez de los procesadores Xeon-SP, Intel Coffee Lake y principalmente el chipset H310, debería solucionarse.

Cuando los datos de la escasez se dieron a conocer, se preveía que esta escasez fuera solucionada en este mismo mes de septiembre o en octubre. Estamos casi a mitad del mes y parece que se está agrandando la escasez y por ello la subida del precio.

Con este contrato de TSMC por parte de Intel, esperan solucionar el problema cuanto antes. Pero parece que octubre no sea la fecha que consigan solucionar el problema, ya que ahora esperan solucionarlo a finales de año si todo marcha correctamente.

Intel contrataria a TSMC para solucionar su escasez de CPUs de 14nm