Gigabyte X470 Aorus Ultra Gaming – Análisis

Con la salida de los nuevos procesadores AMD Pinnacle Ridger, también conocidos como Ryzen 2000 (que no Ryzen 2, que esto están por venir) era de esperar la salida de nuevas placas bases con un chipset nuevo, que incorporará y ampliará las mejoras de estas nuevas CPU.

El chipset X470, es el predecesor de los X370, dos chipset casi iguales, que apenas se diferencian por un par de tecnologías. Pero ya sabemos… Procesador nuevo, chipset nuevo, placas nuevas. Y una de estas placas, es la que analizaremos en este review.

Como ya avance y le dimos la vista previa en nuestro directo a través de Twitch, hoy en review la Gigabyte X470 Aorus Ultra Gaming, que por el nombre poco podríamos llegar a pensar que se trata de la hermana pequeña de la familia de Gigabyte para este nuevo chipset.

Yo soy Gonzo, esto es benchmarkhardware.com y vamos a conocer más en profundidad a esta nueva placa para Pinnacle Ridge.

Para Gigabyte, el chipset X470 por el momento y sin cambios próximos, ha quedado en exclusiva para su familia Aorus, su alta gama para el Gaming y priori para solo 3 modelos.
Gaming 7, Gaming 5 y Ultra Gaming, siendo esta ultima la que traemos en review la más baja de la gama y económica, pero con apenas diferencias realmente discriminatorias, más allá del aspecto estético, menos leds y la falta de tarjeta WIFI, por el resto nos ofrecerá a nivel de tecnologías lo mismo, aunque con algunas menos fases, que para algo es la barata.

La X470 Ultra Gaming, tiene un precio actual en el mercado de 149€ impuestos incluidos, soporta memoria hasta 3200Mhz y hasta 64GB de Ram en sus 4 bancos de memoria, estos sin shield, ni luces.

Así mismo, tendremos como uniformidad en toda la gama, 3 zócalos de expansión PCie completos, siendo solo dos de estos protegidos y PCIE 3.0, el primero de ellos PCIe16x, el del medio PCIe8x, el tercero será PCIE4x que comparte estándar PCIE 2.0 con los 2 PCIEx1 restantes.

Algo muy interesante para los más entusiastas que nos ofrece la X470 Ultra Gaming, son los dos slots de disco M.2 con soporte Raid, eso sí aportando solo el disipador pasavino al primero de ellos, para evitar posible thermal Throttling, que son la guinda del pastel, para su conectividad SATA de 6 puertos a 6GB

Acerca de su conectividad, para el panel trasero, lo cierto que queda un poco despoblado y coja la Aorus X470 Ultra Gaming, dado que nos ofrece.

  • x4 puertos USB 2.0
  • x1 puerto USB tipo C, 3.1
  • 4x USB 3.1 de primera ceración, siendo dos de ellos en amarillo, que son tipo USB DAC
  • x1 puerto USB 3.1 tipo A Gen 2 (en color rojo)
  • x1 Puerto RJ 45,
  • Entrada y salida de audio por 5 jacks 3.5 + óptico

Aunque lo intenta compensar en parte, con las conectividades internas, eso sí, ya estaremos obligados a tener una caja con multitud de conectores USB, si queremos aprovecharlos todos; Dado que nos ofrece x2 conectores 2.0 además de otros dos 3.1 de primera generación y algo que si nos ha gustado la posibilidad de otro conecto más USB 3.1 de segunda generación tipo C interno para conector frontal.

Ahora hablando en general sobre el resto de sus conexiones en placa, aparte de la conectividad USB, la X470 Ultra Gaming viene bien provista, con 8 conectores PWM para ventiladores de hasta 24w por canal, siendo 2 de ellos híbridos, que son molex 4 pins PMW con capacidad de conectar también bombas de refrigeración líquida, además  como 9 sensores de temperatura repartidos por la placa y como dato, la marca ha incorporado un sensor externo entre sus accesorios, para tomar la temperatura externa, en este caso del interior de nuestra caja, directamente en placa, nos ha gustado mucho este detalle.

Y a día de hoy, que sería de la conectividad de una placa base sin conectores RGB para ventiladores o tiras led… Pues Gigabyte, ha dejado en esta versión una estética muy minimalista en lo que ha integrado se refiere, para lo que nos ha podido tener acostumbrado en series pasada sobre todo para sus gamas para Intel y aunque los modelos superiores de la X470, si hacen apología de leds por todos los huecos posible, este no es el caso ( y nos alegramos ), aunque a nivel de conectores, deja a cualquier amante de la luminotécnica satisfecho con hasta 6 conectores, 4 de ellos además digitales; En la propia placa han sido comedidos y creemos que acertados. Solo tendremos luminosidad en puntos estratégicamente colocados, sin querer destacar más de la cuenta, iluminando el águila y bajo ella, emplazada en le disipador del chipset y en el led que separa la zona de audio de la placa, si quieres mas luces, solo tienes que añadírsela y si no, no pagas ese extra para algo que usarás.

Por cierto, sobre le audio, estará controlado y separado del resto de la PCB, como ya es canon en las placas base y esta vez controlado por el Realtek ALC1220-VB y con capacitadores Nichicon.

Y en la parte estética, más allá de la eliminación, lo cierto que este nuevo rediseño de Aorus, tiene ese efecto WOW, y no hablo de World of Warcraft, si no esa sensación al sacarlo de su caja y quedarte mirándola y diciendo…. Esta es mi nueva placa, que coño que bonita es.

Porque lo cierto que para gusto los colores y la combinación que ha optado esta vez Gigabyte para su X470 Ultra Gaming, los vemos muy acertados. Placa totalmente negra mata, con una sobre impresión de gris oscura del aguilucho de Aorus sobre la misma, en combinación al aluminio raspado que encontramos de los disipadores pasivos, tanto del chipset como de las fases, con una estilosa y disimulada línea en naranja que le aporta ese nota de color, sin llegar a ser cantoso o hortera, sobre la cubierto del panel trasera, esta si es en plástico con la misma acertada combinación, además de un sobre relieve brillante, que aunque dentro de caja nunca lo llegaremos apreciar, está ahí.

Lo cierto que en diseño esta X470 Ultra Gaming, está a la altura junto a su conectividad y funciones.