Acer Predator Helios 300 – Análisis

Muy buenas Hardwarefilicos!

Donde ha quedado eso de… ¡Un portátil NO sirve para jugar!

Todo eso, son cosas del pasado o gente mal informada, arraigada a un conocimiento muy desfasado. No hay duda, que la evolución de los portátiles en estos últimos años, sujeto en gran parte a la mejora de las tarjetas gráficas para estos, bajando consumo y aumentando su potencia, han colocado a los portátiles, en el rango de ordenadores útiles para jugar.

Hoy en review, hablamos del ACER Predator HELIOS 300 y hacía años, que no pasaba nada de esta marca por nuestras manos, por lo que lo recibimos con especial interés y curiosidad. Diseño pensado en gamers, 15 pulgadas y cargado con una GTX 1060. Yo soy Gonzo, esto es benchmarkhardware.com y vamos con la review del ACER Predator Helios 300.

Comenzando por su diseño, cabe destacar su aspecto agresivo, de líneas muy marcadas; Predomina el color negro, tanto plásticos como aluminios, con grandes y variados detalles en rojo, desde la parte posterior, donde encontraremos la salida de calor tanto para GPu como CPU, así como unas líneas en diagonal enmarcando un gran logo cromado de Predator en el centro. A nivel persona, añadiré que me parece un línea estética algo pasada ya de moda, que aunque de carácter y/o enfoque gamer, ya es un estilo muy visto y usado en el pasado, quedando fuera de los estándares de diseño actuales.

A nivel de pantalla el Acer Predator Helios 300, nos ofrece un 15” con webcam integrada en su marco superior, cabe destacar que los marcos de la pantalla son excesivamente grandes y aunque la parte del teclado, es estéticamente muy limpia, la pantalla con ese aspecto más tosco, desentono, me recuerda a los IBM de los 90.

Sobre el teclado es una zona muy elaborada, tanto técnica como estéticamente.
Tendremos un teclado completo retro iluminado en rojo, incluyendo el pad numérico, algo extraño y no muy valorado entre gamers. Las teclas WASD vienen marcadas en rojo, para que no olvidemos que es un portátil pensado en los gamers y el teclado es de tipo chiclet, los mismos que puso de moda MAC por allá los 90, pero se remontan a la década de los 70 con los comodore e IBM. Y la verdad, los vemos muy correcto su inclusión en un portátil a día hoy, son cómodos cuando te acostumbras, estéticos e insonoros. Y en este caso le ha permitido a ACER cubrir de forma uniforme en aluminio toda su zona creando un aspecto limpio.

Algo que tal vez nos ha incomodado en uso, es tu touchpad que soporta gestos con un tamaño de 10×8, y no por su enorme tamaño o el feeling en la zona de presión, si no por su posición, centrado con el teclado, pero desviado todo a la izquierda dado, que tenemos un teclado numérico, si eres zurdo, te encantará pero si eres diestro, lo mismo no tengo.

A nivel de conectividades, las encontraremos en ambos laterales y aunque no muchas, los justas para satisfacer.

Por un lado encontraremos el puerto ethernet (con protección), USB 3.1 Gen2 tipo C, salida HDMI, puerto USB 3.1 Gen1 y lector de tarjetas y por el otro Jack 3.5 tipo TRRS (entrada y salida combinada) dos USB 2.0 y los leds de actividad, así como el conector de alimentación, que obviamente es externo, no muy grande, ni pesado. La batería por otro lado, la tendremos enclaustrada, sin posibilidad de sacarla y cuenta con una  batería de lito de 48Whr, que nos ofrecerá aproximadamente entre 6 a 7 horas en teoría.

Por otro lado, y como pudimos ver, durante el directo de cacharreo en nuestro canal de Twitch, su parte inferior, muy anodina y ofrece solo la posibilidad de acceder a las memorias y al disco y eso como parte positiva.

Porque sinceramente, lo que menos nos ha gustado del portátil, que no está pensado para que le metas mano, ni siendo algo manitas, algo que imposibilita de todas todas, abrir con seguridad el portátil para realizarle un mínimo de mantenimiento pasada la garantía, para limpiar siquiera el polvo acumulado en su doble ventilación activa de turbina, que cogerá todo el aire fresco por la parte inferior de sus zonas perforadas.

Pero lo importante, ¿Que lleva este portátil Gaming de Acer?

Pues bien, el Predator Helios 300 de Acer, no es precisamente un portátil de lo más modernos del mercado, su salida al mercado fue en 2017, pero eso no le quita ni valor, ni potencia.
Nos ofrecemos un Kaby Lake 7700HQ (Recordamos que la H es por su IGP de alto rendimiento) y es un modelo no actualizable, dado que vienen soldados a placa, algo que vemos desde la 4 gen. El portátil además cuenta con las nada despreciables 32GB de RAM a 2133Mhz y como punto más interesante una GTX 1060 de 6GB. A nivel de almacenamiento contamos con 512 M.2 y 1TB como secundario.

Así mismo y contando con las anteriores conexiones mencionadas, el Helios 300 también ofrece conectividad Wifi AC y Bluethoot 4.0 y todo esto que en un tamaño total de 390x266x27mm con un peso total de 2.7Kg, realmente muy liviano.

Y a nivel de rendimiento, esto son algunos de los resultados que hemos extraído tras estas semanas de pruebas con él.

Acer Predator Helios 300 - Review

Precio
Diseño
Calidad
Sonoridad
Refrigeracion
Conectividades
Rendimiento