Alienware 13 R3 – Análisis

¿Merece la pena un Alienware?

Es una de las preguntas que más se repiten cuando hablamos de portátiles, tan es así, que fue la pregunta más repetida durante el directo de algo más de 3horas donde enseñamos, probamos e incluso desmontados, este portátil que hoy traemos en review.

Yo soy Gonzo, esto es benchmarkhardware.com y hoy en review algo que como los perfumes bueno, viene en tamaño compacto. El portátil Gaming de Dell, el Alienware 13 R3, un portátil de 13,3” resolución 2k, GTX 1060 y pantalla táctil y todo con mucho ADN alienígena.

Bien es cierto, que en la mayoría de los casos, del mercado y de las opciones en portátiles pensado para el Gaming y los mas jugones, es raro bajar de los 15” o de los más toscos de 17”, limitándonos así mucho en la mayoría de los casos, la movilidad con ellos, siendo cada vez estos menos portables, algo que se suele dejar de banda por la potencia y opciones que nos ofrecen.

Es por eso mismo, que este pequeño Alienware, nos ha llamado tanto la atención y es uno de los portátiles que, por fortuna, más tiempo hemos podido tener, usarlo y probarlo, dado que desde que llegó a nuestras manos, e hicimos el directo, han pasado algo más de 3 meses hasta la publicación de esta review, tiempo más que de sobras, para sacar una verdadera conclusión de un portátil tan peculiar y poder bien responder a la pregunta ¿Merece la pena un Alienware? O al menos este Alienware.

Lo primero de todo conozcamos las características del Alienware 13 R3.

Que nos trae consigo un procesador Kaby Lake Intel 7700HQ, que ya conocemos por la nomenclatura que es de alta capacidad gráfica en IGP y soldado a placa; En el aportado gráfico dedicado, nos trae una nada reprochable NVIDIA GTX 1060 de 6Gb, así como 16GB de memoria Ram DDR4  y capacidad ofrecida por un M.2 de 256GB de Toshiba.

Sobre su conectividad, por un lateral tendremos un USB 3.0 tipo Ay entrada salida de audio independiente cada una por Jack 3.5, por su parte contigua, otro USB 3.0 esta vez Tipo C además de otro Tipo A. Y por la parte posterior tendremos la conexión Ethernet de Killer E2500 no protegida, un puerto mini displayport 1.2, conextor HDMI 2.0, Therdelbolt 3 y la salidad amplificada de gráficos por si queremos conectar una GPU externa de las que ofrece la propia marca y como era de esperar, el conector a corriente. Sobre su adaptador, nada destacable, no muy grande apenas unos 20cm, lo estándar vamos.

Y a lo que viene siendo las conexiones inalámbricas Wifi AC de hasta 867Mbps y Bluethoot, de Killer 1435.

Sobre el apartado estético 22x330x269mm son sus sexys medidas, aunque su peso, no lo es tanto dado que este pequeñín, roza los 3KG, teniendo la gran parte de culpa es su pantalla de crital asi como su sistema de disipación, el responsable así mismo de esa trasera tan curiosa y sobresalida, que ente otras alberga las conexiones posteriores.

Su tapa de pantalla con un diseño poco extravagante solo adornador por unas líneas y la cabeza mítica de Alien, por cierto, configurable totalmente su luminosidad y efectos.

Esta misma tapa, como curiosidad y aprovechando que esta movida al centro, dado la salida de su trasera, nos permite abrir el portátil en 180º, aunque uno de los puntos que menos nos ha gustado de esta pantalla, es su acabo en cristal, que aunque comprensible por el táctil, ha sido el foco de muchas frustraciones con luces, reflejos, haciendo trabajar con él en el exterior una verdadera odisea aun aumentando el brillo al máximo, sin hablar que es un imán para las huellas y el polvo, todo el día con el trapo en la mano… Algo que hace olvidar que estamos ante una pantalla OLED 2k y eso siempre son todo ventajas, tanto en colores, brillos, como en su respuesta de 1ms a 60hz

Uno de los apartados que sorprende, sin duda del Alienware 13 R3 es la parte lumínica, todo se ilumina, todo el configurable y todo es receptivo de efectos, y funcionalidades. Con el software que incorpora y como vimos en directo en Twitch, podemos configurar desde el feo botón de encendido, para que nos indique la carga, hasta el nombre Alienware en el marco de la propia pantalla. El teclado, sin duda, totalmente receptivo de efectos y colores, en sus teclas de membrana con un muy agradable tacto, además de silenciosas, con un recorrido de 2mm. Pero sabéis que más sorprendió, su touchpad de 10x6cm táctil con soporte gestual, totalmente lumínico y configurable, aunque bien es cierto, que, tras la novedad, acabas optando por apagarlo, si no eres muy fan de las luces. Sobre el tacto del touch eso si perfecto y cómodo y centrado en el teclado y con el favor de incorporar botones reales y no un sistema hibrido con el touch, algo que sin duda es de agradecer.

 

Alienware 13 R3

Precio
Diseño
Calidad
Sonoridad
Refrigeracion
Conectividades
Rendimiento