Sharkoon Skiller SGS1 – Review

La popularización de las sillas Gaming, es innegable y gran parte de culpa la tiene la bajada de precio estos últimos años con la aparición de gamas más bajas que han dejado al alcance del gran público, muchos modelos de estas sillas.

Hoy en review, os enseñamos uno de estos modelos, hablamos de la silla Sharkoon Skiller SGS1, la silla más económica de la marca y vamos a ver, todo lo que tiene que ofrecernos a nuestras posaderas.

Yo soy Gonzo, esto es benchmarkharwdare.com y nos ponemos cómodos para esta review.

En otras ocasiones, ya hemos hablado de Sharkoon un fabricante que lleva varios años en el mercado, especialmente centrado en periféricos y como no podía ser menos, siguiendo la línea de demanda de los usuarios, también han sacado sus sillas.

La SGS1 la lanzaron hace aproximadamente un año, sin mucho revuelo en nuestro país y actualmente, siendo más fácil encontrarlo que no en antaño. Tiene un precio aproximado de 150€ impuestos incluidos y es relativamente fácil dar con ella en especial en grandes superficies.

Packing y montaje

Uno de las primeras cosas que llamó la atención fue su packing, mas pequeño que de costumbre, en comparación de otras sillas Gaming, que hemos podido ver. En su interior, eso sí, tendremos todo muy correctamente empaquetado y separado y con un manual, muy sencilla y de fácil entendimiento.

Lo cierto, que la silla viene separada en apenas 6 partes.

Respaldo, brazos, sistema de sujeción, fuelle hidráulico, ruedas y patas.

Y nos ofrecen tanto los tornillos, como dos llaves allen, para su montaje, por lo que no necesitaremos herramientas especiales ni extra.

Sobre su montaje, sin ahondar en muchos líos, lo cierto que es sencillo, dado que tiene pocas partes, por destacar su parte final donde colocamos el respaldado y anclamos a las brazos, no sabemos si por nuestro modelo o por diseño, pero fue el más entretenido sin duda. Nada de romperse la cabeza, si dedicarle más tiempo para que todo encaje correctamente.

Construcción y acabados de la silla

Mientras se montaba, se aprovechó para ir revisando uno por uno los acabados del producto y la calidad de los mismo y lo cierto que la Sharkoon Skiller SGS1 tiene varios puntos a destacar, tanto para bien, como para no tan bien.

Las primeras impresiones del respaldado y el cojín, lo cierto que fueron buenas, el modelo que enseñamos en review es de PU (cuero sintético de poliuretano) totalmente negra, aunque la podremos encontrar con diferentes combinaciones de tonos. Y el tacto aunque no es de super calidad, se nota. Tampoco tiene ese tacto de plástico, es agradable y nada frio, este mismo acabado en Polipiel lo tendremos también en los reposabrazos, que además son bien mullidos.

Como contrapunto, los brazos de la Sharkoon SGS1 son fijos, tanto en altura, como inclinación. Por lo que limita mucho la personalización y disposición de la gente, si por ejemplo eres muy alto, te serán totalmente inservibles, además que los brazos son parte de la estructura, por lo que tampoco podremos prescindir de ellos.

Por el resto de componentes que crean la silla, la estructura de las patas en 5 radios, es muy sólido, pesado y con buen acabado. Sus 5 ruedas de 5cm, no tendrán bloqueo pero si están tímidamente terminadas en material gomoso, por lo que podría llegar a ser apta para suelos de parquet.

Conclusión

A nivel técnico, es donde más se nota que estamos delante de una silla de gama económico, dado que su estructura completa es de madera y no metálica como las gamas más altas. Su cojín y respaldo es de espuma de poliuretano con una densidad de 24 Kg/m. Sobre su pistón o eje, es de tipo 3, con un aguante de hasta 100 Kg, que está bastante en acorde, con fisiología que ofrece esta silla, dado que limita su uso para alturas no mayores de 1,85cm y como decíamos sus brazos fijos, no la hace tan poco apta para complexiones gruesas. Así que ya lo sabéis, menos comer guarradas mientras vicias, si quieres usar esta silla.

Sobre su comodidad, lo cierto que no podemos trasladaros una valoración, cada culo es un mundo, pero las sensaciones no han sido malas, se ha usado durante un par de semanas, de continuo durante el trabajo de oficina o lo cierto que ha sido todo muy correcto, el tema que los brazos no se puedan ajustar, si es cierto que ha limitado mucho su uso, incluso haciéndola incómoda en una mesa de 70cm al chocar los brazos. Su vaivén, es algo corto, rozando lo anodino. Y su baja altura de respaldo, si eres muy alto, impide aprovecharlo correctamente. Cabe destacar, aunque no lo vemos como “punto negativo” que no trae ni reposacabezas, ni soporte lumbar.

La Sharkoon Skiller SGS1, aunque tiene un precio oficial de 149€ lo cierto que en el pasado la hemos llegado a ver bastante más barata por poco más de 100€ y ese lineal de precio, sí que los vemos muy correcto para esta silla; Lo cierto que por 150€ nos toca valorarla con otras sillas de gama media.

Como silla cumple, pero su precio y sus acabados en general, no están acorde. Si eres fan de la marca y tienes un presupuesto ajustado, tu culo estará agusto, al menos durante un buen tiempo.

Sharkoon Skiller SGS1 - Análisis

Diseño
Confortable
Ergonomía
Materiales
Acabados
Precio
Como silla cumple, pero su precio y sus acabados en general, no están acorde. Si eres fan de la marca y tienes un presupuesto ajustado, tu culo estará agusto, al menos durante un buen tiempo.